miércoles, 10 de diciembre de 2008

A mis testigos...

Yo seré por siempre Yo, la de los pies descalzos después de la ardua jornada. Cuando las ojeras se ensanchan pintadas por el cansancio.

La de la risa fácil y la lágrima siempre bordeando las pestañas como un suicida de cristal que oscila en el abismo.

La que separa en segundos la felicidad del dolor, la de los agridulces altibajos.

Como soy hoy, lo seré también mañana, estrechándote con mi abrazo aunque sea a la distancia.

Yo estaré siempre aquí, Mujer/alma/ave, pletórica de vida, aunque un día me eleve
en el espacio, al impulso de alas prestadas.

Aquí dejaré como testigos a los que tanto amé a los que poco/tanto me amaron
a aquellos que por la vida, mi camino acompañaron.

Mujer de lo simple/amiga de magos/buceadora de sueños/testadura/incomprensible/incurable trastornada... seré siempre la misma, la de la risa y la lágrima.

Prometo que cuando camine hacia el aura, dejaré mi humilde legado en una imaginaria caja, conteniendo sólo un puñado de soñadoras palabras, para que sean dispersas por los valles y quebradas, y por los montes y los cerros.

8 comentarios:

Amorexia. dijo...

hermoso realmente.

Saludos a deshora

Espeero que ese paso sea realmente caminando.

P. Vargas dijo...

Muy bueno. Excelente! Saludos!!

andrés dijo...

Me encanto... es hermoso

Anónimo dijo...

Aca un testigo mudo, que con aprecio y cariño he visto tu caminar. Prefiero acompañarte con un buen siencio que con muchas palabras huecas, imagino vagamente tu sentir y te acompaño. Aprendo de ti. Animos
besos jose (jaga)

Alejandro Trejos C. dijo...

Una risa, una lágrima y un beso

*°·.¸¸.° Heidy °·.¸¸.°* dijo...

Me encantó, realmente bueno

Saluditos

Tita dijo...

toma mi mano, aqui estoy, dejame entrar en tu vida, dejame seguir atestiguando

Anónimo dijo...

Yo..solo yo
Creo que sabes quien soy, otro testigo según leí...
Que hermoso de verdad...
Son las palabras del corazón